Happy Happy con Alex y Miles

Crítica The last Shadow Puppets

Si hay un grupo que me guste y del que obligatoriamente tenga que hablar, es The Last Shadow Puppets.

No es que me gusten, es que me super encantan. Por lo visto han seguido el lema de “lo poco gusta y lo mucho cansa”, porque se plantaron con un solo disco y me han dejado como ya lo hizo Family, con un soplo en el corazón.

Para gustos los colores, pero si con este video no te dan ganas de apuntarte a una clase de guitarra y pillar por banda a una amiga para hacerte un play back y de decirle “Happy happy“, yo ya pierdo la esperanza en la raza humana.

 

Yo me los comía con patatas! Con sus jerseys de cuello cerrado y sus acentos tan ingleses… cantando estas cositas y diciendo tonterías al comenzar… sin ser del todo guapos pero lo suficiente como para permitirles cualquier cosa.

Además, cómo apareció este grupo en mis dispositivos es un misterio. De repente, un día aparecieron en un listado de reproducción veranil titulado Rescate a Grecia. Quizá cayeron del cielo porque eran mi destino.

Siempre que sonaba una canción de ellos me preguntaba qué sería aquella maravilla, pero nunca me levantaba o dejaba de hacer lo que estuviera haciendo para descubrirlos. Hasta que al final un día me envalentoné y me dirigí hacia ellos en cuanto dieron el primer golpe de guitarra. Entonces lo supe, eran The Last Shadow Puppets y el tema se llamaba Standing next to me. Eso me dejaba tal y como estaba, pues en ese momento estaba lejos de saber que el cantante era Alex Turner, archiconocido por su otro grupo The Arctic Monkeys.

 

En mi caótico itunes no había más rastro de ellos, así que me preguntaba cómo habría llegado esa única canción hasta “Rescate a Grecia”… En cualquier caso, me hice con todos sus temas y comencé a predicar, allá a donde iba, las palabras de estos chavales. Cada día uno de sus temas se convertía en mi favorito y cada vez encontraba más belleza en sus composiciones. Es verdad que cuando me da con algo, me da de verdad y podría no llegar a cansarme nunca de un repeat, pero esto es lo que hay y así lo cuento.

Si por casualidad te has quedado con ganas de descubrir qué otras joyas de la corona había en Rescate a Grecia, acompáñame hasta el spotify de Diario de una loser

 

Be Sociable, Share!

Deja tu comentario...