Cómo petarlo en Twitter. Consejos vendo

cómo conseguir followers

Hartos estamos de oír y a veces incluso de escuchar, que los comienzos son difíciles. Si hay un comienzo difícil, desalentador y cuesta arriba, ese es cuando te abres una cuenta en Twitter.

Con esta red social nos encontramos con muchas diferencias de opiniones. Lo amas, lo odias o pasas total.

El 80% de mi entorno, y esta cifra me la invento desde el fondo de mi corazón, es de los que pasa total de Twitter. No saben cómo funciona, y no les interesa saber. De este tanto por ciento hay un pequeño sector que muestra algo de interés y de vez en cuando me dice que le tengo que explicar cómo usarlo porque se abrieron una cuenta pero la tienen abandonada por que no le pillan el rollo con tanta url acortada, links y demás cosas  raras. Este sector realmente pasa en canoa como el resto, pero no se quieren cerrar puertas y se auto engañan diciéndose que algún día aprenderán y le sacarán beneficio.  El simple hecho de que mi entorno no tenga perfil o vida activa en esta red, me repercute directamente y tengo que ir mendigando cariño ajeno. Cosa que en la vida me ha pasado. Crecí siendo una niña requetesalá que se ganaba el afecto de la gente con el simple hecho de abrir la boca y soltar una joya.  Al pasar la etapa del pavo, aquella que parecía que iba a durar para siempre, decidí volver a la táctica de la requetesalá, y como lamentablemente no me convertí en aquella chica alta y delgada que esperaba ser, tuve que ganarme a la gente como cualquier chica normaducha, con la simpatía y el saber estar.

De mi circulo, ese 20% que queda colgando sí tiene cuenta de Twitter…. Pero le dan un uso tan boyeur que al final lo único que sucede es que me bajan el klout. Y lo digo como si realmente supiera de lo que estoy hablando pero no lo sé a ciencia cierta.

conseguir followers en twitter

Los que aman Twitter realmente aman esta red porque en ella son dioses y leyendas vivas. Tienen miles de seguidores que aplauden sus gracias en forma de favoritos y apoyan la moción dándole al RT con nocturnidad y alevosía.  Si les sigues y en un acto de fe decides interactuar con ellos porque verdaderamente te hacen gracia o crees que tienes algo que decir, prepara tu autoestima para la más absoluta ignorancia por su parte. ¿Acaso en alguna ocasión los dioses bajan a la tierra?

Da igual lo que hagas o lo que digas, la realidad es que sólo obtendrás su atención cuando tu cuenta supere los miles de followers, RT, favoritos y refavoritos. Y para eso, o te pones a decir cerdadas durante 24 horas al día, del tipo, “estoy-caliente-como-una-novia-ven-ven-desátame”, o “Hay-una-mucosa-en-el-culo-que-da-placer-ayúdame-a-encontrarla-haciéndome-un-follow”…

Otra de las cosas que pienso de Twitter es que esta red social no triunfaría en España si no hubiera millones y millones de parados, porque ¿quien tiene la posibilidad de tuitear cada gilipollez que le vienen a la cabeza currando 40 o 50 horas semanales? Definitivamente Twitter es la plataforma de los parados que dicen muchas bobadas o de los gurus que dicen también bobadas pero de forma más pro. Si hay algo que sobra en el microblog, son los gurús. Éstos que se pasan el día ofreciéndote el camino del éxito en las redes sociales. Todas esas claves van en forma de listado y por supuesto infografías. El poder de la infografía no conoce límites, pero menos límites conocen aún las listas milagrosas, más poderosas y según ellos más efectivas que las dietas de Marta Sánchez.

Yo he leído mucho sobre este tema dese que mi Pepito Grillo me obligó a abrirme cuenta aquí por aquello de encontrar gente a la que le pudieran interesar mis tonterías. De lo leído, pocas cosas me han servido, porque si bien pueden ser válidas, necesitas todo el tiempo del mundo para poder llevarlas a cabo,  y desgraciadamente no es mi caso, así que voy a lanzar mis propios consejos, lo que yo he sacado en claro tras meses por aquí intentando conseguir followers. No lo hago como gurú, ni mucho menos, pero sí como una mendiga del cariño de mi público.

  1. Hazte con tu nicho (aunque yo aún no tengo cerrada esta puerta)
  2. Sígueles (si son buena gente te seguirán)
  3. Interactúa con ellos (ya sea increpando, peloteando o lo que surja)
  4. Enseña un pecho cada vez que te hagan retuit
  5. Haz follow friday (pero solo los fridays)
  6. Dile a algún político que se meta el dedo en el culo y se haga el muerto (éxito total)
  7. Crea contenido de calidad (aunque yo veo cada mierda con club de fans que flipas)
  8. Insulta a los políticos (otra vez)
  9. Habla mucho de sexo, sobre todo di muchas guarradas como os enseñé en el párrafo anterior (yo la ser vasca no sueno creíble)
  10. Pasa de los novatos, sólo así se ganarán tu respeto (esta aún la he implementado, pero viendo el rollo tuitstar igual es la clave)

Por supuesto y por si no lo habéis notado, la mayor parte del tiempo soy del selecto grupo de haters de Twitter, pero como podéis imaginar, tengo a penas 200 seguidores y muchas horas de “es-triste-pedir-pero-mas-triste-es-hablar-y-que-nadie-te-escuhe”.  Eso sí, en cuanto alguien me nombra o me sigue la gracia, mis bragas son avistadas volando por la M-30 y mi mundo se convierte en un mundo de luz y de color.

¿Alguien tiene mejores consejos que los míos para petarlo en twitter?

Be Sociable, Share!

Deja tu comentario...