Black is Back, mi soul weekend personal.

Black Is Black Festival 2013

Los festivales de música y yo somos incompatibles. Cada vez que veo un cartel pienso: Tú por aquí y yo por allá.

Me da mucha rabia porque, en realidad, con esta personalidad que se anima con dos palmas si éstas son seguidas, mucha gente se lleva chascazo cuando se entera de mis limitadas apariciones en pistas de bailes, salas de conciertos o whatever.

Como siempre, tengo mis motivos. Si a la temprana edad de 18 años no me hubiera paseado por todo Benicassim haciendo el ridículo con el pelo medio decolorado y con desafortunados mechones rosa, ahora otro gallo cantaría. Pero no, siempre tuve prisa por vivir las cosas y ahora soy consciente de que a todo cerdo le llega su San Martin y a mí me llegó siendo una niñata de tomo y lomo.

Me planté en Benicassim aquel año que actuaba Bjork. Fui una de aquellas afortunadas que estuvo en el concierto. No haré ningún comentario porque ni recuerdo haber estado allí. Lo único que recuerdo de aquellos 4 días en el Fib fue mi desatino con el outfit. Siendo yo una chavala de aldea y habiendo pertenecido a los Boy Scout, cuando mi amiga la moderna me convenció para ir a un “camping donde actuaban grupos de puta madre” hoy llamado FESTIVAL, yo tuve claro que la situación requería mucha zapatilla, camiseta de tirantes y pantalones cortitos (es decir, bañadores de chico que gastaba yo en la ápoca).

Nada más montar la tienda de campaña miré a mi alrededor. A nuestro lado teníamos a un grupo de “mods” que llevaban hasta un generador para enchufar la plancha y el secador. Las chicas se iban matando  por el camping con sus tacones, sus pelos peinados a base de tenacilla y maquillajes que tentaban la suerte expuestos a semejante solana. Y yo allí, hecha un bollerón totalmente descontextualizado. Tuve que invertir todo mi dinero en comprarme cosas de transpiración sospechosa en los mercadillos de ropa que había en la zona de conciertos e intentar combinar aquella moda setentera con mis zapatillas reef azul turquesa. Más cuadro imposible.

Podría contar más detalles escabrosos, como que sobreviví al festival alimentándome de latas de ensalada Isabel, más calientes que una monja y a mi regreso a la aldea no podía estar a más de 10 pasos de cualquier baño, ya fuera público o privado… Pero hasta aquí puedo leer.

Este fin de semana me dan la oportunidad de resarcirme y reconciliarme con el rollo festivalero. Me llevan al Black is back que se celebra en Matadero de Madrid, posiblemente uno de los mejores sitios donde se pueda hacer un festival de música aquí en Madrid, cerca de casa.

Esta es la segunda edición de Black is Back y la verdad es que voy animada por las buenas críticas de la primera. Con conciertos y momentos musicales desde las 18.30 de la tarde, totalmente el horario que trabajo, este fin de semana Madrid se moverá a ritmo de soul y yo estaré allí para desmentir rumores sobre mi falta de rollo bailongo.

A la mayoría de los artistas no los conozco,  pero tras un repaso a los videos de muchos de los artistas que vienen, mi rollo lesbiana interesante con gafa de pasta suma puntos.

Además actúan Enlace Funk djs nada más empezar la jornada festivalera. Por cosas laborales les tengo mucho cariño a los chicos de Enlace y por fín este fin de semana voy a poder ver una de sus muchas actuaciones en terreno castizo.

No es un festival para el moderno de a pie.  Black is Back es mucho más que eso.  Es un festival para gente como yo y aquí que cada uno piense para bien o para mal. Tengo mucho Down, tengo mucho Tempo.

Esta vez la tenacilla la pongo yo y mi pelo será la envidia de cualquier coro góspel que se deje ver por los escenarios de Black is Back. Rebuscaré en mi armario hasta encontrar el estilismo perfecto, hasta estoy pensando en escote de vértigo. Tengo dos días a ritmo de soul desenfrenado para quitarme de la cabeza los mechones rosas y las reef azules.

Recomiendo visitar la web de Black is Black 2013, el texto que se marcan es muy interesante. El último párrafo recalca la importancia de la música Soul en la lucha a favor de los derechos humanos, y por el amor que profesé a Whitney Houston y  los conciertos que me tragué de ella en el Freedom Fest, como me han llegado a la patatita estas palabras.

Aquí pego los horarios y las actuaciones para los que vivan la vida al límite y no puedan pinchar en el link.

 

SÁBADO 15 Junio:

Apertura 18:30h / Enlace Funk DJs 18:30h / 7 Pulgadas Allstars 19:00h / The Sweet Vandals 20:15h / Nicole Willis & The Soul Investigators 21:45h / Irma Thomas 23:15h

Cambios entre conciertos amenizados desde la Blackcabina por Enlace Funk DJ´s

DOMINGO 16 Junio:

Talleres para niños by Fundación Voces (las entradas se compran por separado) 11:30h – 14:00h.
Apertura Sesión Vermú 14:15h / Lubacov DJ 14:15h / Pyramid Blue 14:45h / Señor Lobo DJ 15:30h / Saskwatch 16:00h / Tokyo Sex Destruction 17:15h / Guadalupe Plata 18:30h / The Excitements 20:00h / Ann Sexton & The Northern Soul Kings 21:30h

Cambios entre conciertos amenizados desde la Blackcabina por Mañasaña Midnight Runners DJ´s

 

Si veis alguna chica tirada en el único charco de matadero, saludadme. Fijo que caigo en alguno.

 

Be Sociable, Share!

Deja tu comentario...