The bitch is back

He muerto y he resucitado. Han pasado mil cosas en mi vida de las que iré hablando poco a poco, que para eso estamos aquí. Esta es mi casa y tengo que defenderla, así que hablaré de mí, que me encanta y es lo que más conozco.

Ha habido mil cambios. Laborales, por ejemplo, al más puro estilo Ella baila sola. Sentimentales, del rollo no eres tú soy yo, mejor quedar como amigas y si nos vemos por Tinder nos saludamos y ese largo etc de las personas de mi gremio.

Ha habido mas jaleos, no os creáis, cambio de vivienda también, del piso de estudiantes me pasé a uno más tipo Carmina en Marrakech donde convivo con 2 gatos sin pelo y la madre de uno de ellos. Todo bien, casa bonita en sitio céntrico, el orgullo para una madre.

Pero el caso es que he vuelto, he pagado mi deuda con 1and1 y me han devuelto el dominio. Qué preciosidad, vuelvo a tener dominio. He vuelto y sigo siendo la misma zorra, incluso igual algo más que antes porque la vida me ha enseñado más vocabulario con el que poder hablar/criticar/razonar.

Otro cambio importante: He abierto los ojos con el tema del feminismo. Donde antes criticaba ahora doy apoyo y razón. Donde antes pasaba mirando para otro lado ahora miro fijamente y se me abren las carnes. Fui una gilipollas de las de ni feminismo ni machismo, ¡igualdad!, pero eso ya es cosa del pasado y mi nuevo Yo lleva chapas con mensajes escritos en letras mayúsculas. Sigo siendo muy ignorante con el tema y cayendo en micromachismos de los que a veces no soy consciente, pero caminante no hay camino, se hace el camino al andar. Además con la terminología y los conceptos no os creáis, son tantos que en ocasiones veo muertos. No sabéis lo loca que me volví hasta que descubrí qué cojones era la sororidad! Esa preciosa palabra que Dios me libre de pronunciar con una copita de más. ¿Qué es sororidad? Y tú me lo preguntas, sororidad eres tú, amiga, cuando estableces una relación de solidaridad entre hermanas y, por extensión, entre las mujeres.

ee3538fe41bb0b72562bf581fe8a6136

En fin, nada es para siempre y no sé si volveré al letargo en el que he estado los últimos años, pero ahora estoy aquí con la lengua viperina afilada y un montón de gigas en la nube cargaditos de imágenes que compartir en este, mi dominio.

Adelanto que hay algunos temas que me tienen calentita, como por ejemplo el perfil de Instagram de Tamara Falcó, la mierda de publicidad que se ha cascado Netflix con algo tan sagrado como Stranger Things o, también de netflix, la película Fe de Etarras, que de esta mierda quiero hablar lo antes posible no sea que me enfríe y pierda el hilo.

Próximamente en las mejores pantallas. Volveré. To be continued…

 

Be Sociable, Share!

Los comentarios están cerrados.